Existen varias situaciones en las que tu mirada puede no reflejar precisamente la mejor versión de ti. El cansancio, la rutina o la edad le pasan factura a nuestro contorno de ojos y el mismo cosmético que utilizamos para el resto de la cara no es suficiente para tratar esta delicada zona. Esta es la razón de ser de las cremas específicas, que suelen ser de tratamiento y cuyos resultados se ven a largo plazo.

Sin embargo, los parches para tratar el contorno de ojos son el perfecto tratamiento complementario y sus resultados, inmediatos. Su efecto flash los convierte en el aliado ideal antes de un evento, ya que el maquillaje de ojos se ve mucho más bonito.

De hecho, un truco de nuestras amigas de Reino Unido es ponérselos mientras se pintan los ojos. De esta manera, el contorno se mantiene en su mejor estado y no se mancha de sombra de ojos. ¿Os apuntáis el truco?

Otro dato que no muchas personas conocen es que además de su efecto flash, tiene beneficios a largo plazo, así que también puedes usarlos una o dos veces a la semana. Con la piel limpia y seca, debes aplicarlos en el contorno de los ojos dejándolos actuar 10-15 minutos. Te ayudarán a mitigar las arrugas y líneas de expresión, las ojeras y las bolsas.

Descubre la novedosa tecnología foil

La tecnología foil de nuestros parches de la Divine Collection potencia los resultados de los ingredientes que contienen. Están diseñados en doble matriz, FOIL + FIBRA TENCEL, lo que los convierte en productos de alta potencia; una nueva generación de cosméticos de eficiencia superior. Su capa externa en ALUMINIO FOIL consigue potenciar los resultados de los ingredientes activos, multiplicando su eficacia, gracias al aumento de calor en la piel y el efecto oclusivo que produce, previniendo su evaporación.