Desde Corea con amor

Desde Corea con amor
Las mujeres nos apuntamos a las novedades inspiradas en la cosmética coreana y preferimos formatos de mascarilla en tisú o peel off, que no requieren aclarado, son más prácticas y una auténtica delicia para la piel.
Hace unos años ninguna mujer querría ser vista con su mascarilla de arcilla verde puesta en la cara. Ese momento del ritual de belleza se quedaba relegado a nuestra más pura intimidad. Hoy en día, no sólo se ve bien mostrar imágenes con la mascarilla puesta, sino que incluso se considera cool y a la última.

Es cierto que los formatos de mascarilla facial han cambiado. Las mujeres nos apuntamos a las novedades inspiradas en la cosmética coreana y preferimos formatos en tisú o peel off, que no requieren aclarado, son más prácticas y una auténtica delicia para la piel.

Las celebrities ya se han rendido a ellas y no dudan en mostrar cómo las usan en sus redes sociales. Y es que las mascarillas tissue ('sheet masks') que suelen ser de algodón o hidrogel, se adaptan perfectamente al rostro y tienen las aberturas para los ojos, la nariz y la boca. Sus beneficios son rápidos, casi instantáneos, ya que concentran altas dosis de activos. Vienen en sobres individuales, de un solo uso, una gran ventaja porque así puedes probar varias hasta que encuentres tu favorita.

Además, están empapadas en producto (muchas de ellas en sérum) que luego se recomienda masajear por el rostro una vez nos hemos quitado la mascarilla. El resultado final es mucho más efectivo que otros formatos que requieren una hidratación extra en la piel tras ser retirados.
En Iroha Nature nos preocupamos de ofrecerte un producto adaptado a las particulares necesidades de tu piel y que te da la opción de variar semana tras semana el tipo de tratamiento que quieres aportar a tu rostro.




Sabemos que ya eres una amante de las mascarillas coreanas, pero queremos asegurarnos de que las utilizas bien:

- El primer paso es limpiar la piel perfectamente con desmaquillante, jabón, agua micelar... Lo importante es que tu piel esté limpia.

- Coloca la máscara en el rostro según se indica en las explicaciones, haciendo coincidir las aberturas con tus ojos, nariz y boca, y adaptándola bien a tus facciones hasta que te sientas cómoda. Déjala unos 15 minutos. Puedes aprovechar para relajarte. El efecto es mejor si desconectas tu mente.

- Transcurrido el tiempo, sólo tienes que quitártela y aplicarte el producto restante dándote un masaje circular. No tienes que aclarártela. Así el sérum actúa más y más tiempo.

Muchas famosas ya se han hecho seguidoras de las mascarillas coreanas por sus múltiples y rápidos beneficios. Incluso los centros de estética se apuntan a la tendencia que cada año gana más y más fuerza. Desde la mascarilla negra de carbón hasta la amplia gama de hidratantes, rejuvenecedoras, iluminadoras... Todo lo que necesitas está a un clic de distancia.
0 Comentario

Deja tu comentario

Reload

Enviar